Un beso bajo la lluvia

Aún recuerdo el primer beso bajo la lluvia. Ese momento que nos han enseñado las películas que es de los más románticos, que se recordará para siempre. Es el momento en el que el amor se convierte en lluvia que moja y empapa dos cuerpos que se dejan llevar por el sentimentalismo, por la pasión y que no quieren que ese momento se termine. Siempre soñé con vivir ese momento con la persona que amo.

Descansaba en uno de los hoteles en Acapulco que están muy cerca de una playa con arena color beige, muy clarita, y un mar cristalino que se reflejaba el sol y la luna. Observaba maravillada la escena nocturna cuando se escuchó el golpeteo en la ventana de una ligera lluvia común en dicho lugar en el mes de julio. De pronto se hizo cada vez más fuerte y lo mejor era que el cielo no estaba nublado, las nubes no eran grises, simplemente el cielo decidió llorar o limpiarse sin avisar. Parecía como cuando a una persona se le salen las lágrimas mientras su rostro demuestra alegría. De pronto escuché el tono de mi celular, me habían enviado un mensaje por whatsapp. Número desconocido, sin imagen y el mensaje decía: “¿Lista para tu primer beso bajo la lluvia? Como tanto lo deseabas, Ve a la playa, en la roca más alta que veas, ahí espérame”. Mi corazón comenzó a latir de la emoción, el pulso se me aceleró. No podía creer que Héctor estuviera aquí, en Acapulco conmigo. Era la mejor sorpresa que jamás nadie me había dado. ¿Coincidencia que comenzara a llover? ¡La mejor de todas! Me puse una sudadera delgada porque pese a la lluvia podía sentirse el calor, unos tenis sin calcetines y salí.

Corrí por las escaleras del hotel, crucé los pasillos a máxima velocidad hasta que salí por la puerta principal. Me detuve en la entrada y vislumbré a lo lejos la roca, corre en su dirección con una sonrisa enorme en mi rostro cubierto por gotas de lluvia. Las limpiaba de vez en cuando porque no me permitían ver con claridad. Llegué a la roca y subí. Agitada por la emoción y por la carrera que había corrido. No sabía hacia dónde debía mirar, por dónde me sorprendería. Quizá me aparecería a mis espaldas, me tomaría la cintura y me besaría. El beso más apasionado y romántico que jamás me hayan dado. Volteaba a todas partes, quería ser sorprendida pero no dejaba de buscar. Entonces apareció.

A una distancia no muy lejana, quizá unos 10 metros vi una pareja tomada de la mano, jugueteando entre ellos y se detuvieron frente a la roca donde estaba parada. La mujer, que sólo llevaba un traje de baño le quitó la capucha al hombre. ¡Héctor! Se fundieron en mi primer beso. Me lo arrebataron. Entonces volvió a sonar mi celular. “Jamás dije que sería tuyo. ¿Todos los hombres somos iguales, no? ¡Adiós!”. Supuse quién era. Mi corazón se había roto en mil pedazos imposibles de pegar. Corrí de regreso, con lágrimas que se confundían con la lluvia. Así era mejor. Terminé con Héctor por mensaje, no merecía vernos cara a cara. Aún recuerdo el primer beso bajo la lluvia y ahora recuerdo el besó que le negué a mi mejor amigo… bajo la lluvia.

El Reactor

Hace unos días fui a una fábrica de flejadoras automáticas para supervisar la reparación de una de sus plantas eléctricas mas importantes,  misma que se había caído y con ella una gran parte del servicio, el 87 % para ser exactos. La reparación de aquel sector eléctrico tomo una gran cantidad de tiempo , aunque no como se esperaba ,  dado que la planta eléctrica dejo de funcionar por completo en cinco de seis de sus sectores.

El problema es que si estos reactores no se arreglaban de la manera mas veloz posible , la compañía no habría podido satisfacer la gran nueva demanda que se adquirió a principios de este 2018 con una ola nueva de clientes enormes a los que se les había que suplir fuertemente de manera bimestral. El asunto es también que el arreglar este tipo de plantas requiere de gran experiencia y de todo un proceso con un estricto protocolo que no se puede perder ni alterar.  Además de todo , estos protocolos por lo general tienen una duración de semanas enteras o inclusive meses , aunque existen algunas excepciones como lo sucede en todo.

Lo primero que se había que hacer era hacer un análisis y una estimación de daños para poder subsecuentemente ver que fue lo que los causo. Muchas veces esta parte es una de las mas complejas , ya que he tenido casos donde los reactores o plantas simplemente dejan de funcionar y no hay una Parente causa física que nos pueda dar un estimado de la causa verdadera , por lo que se tiene que extraer muchas de sus partes y desarmarlas por completo para analizar todas sus partes  para ubicar el daño y su origen. Este es un proceso largo , costoso pero uno que siempre saca las verdades a la luz de causa y efecto.

En este caso , el daño era mas que evidente ya que este se dio en uno de los tres motores que filtran la energía producida hacia las maquinas de construcción de la fabrica y hacia toda la operación eléctrica de la fabrica , sin la cual nada funciona. Lo primero que hicimos fue el ver los generadores de energía para ver que uno de sus 40 cables se encontraba atrofiado y totalmente quemado , lo que dio pie a una segunda reacción eléctrica que desestabilizo bruscamente a los reguladores y atrofiándolos por completo.

Esa fue la causa del desastre de la planta , sin embargo aun  faltaba saber que lo había causado para así evitar que volviera a suceder una vez que los reguladores y generadores fueran cambiados y una vez que todos los cables quemados fueran totalmente remplazados por unos nuevos y de fibra distinta. La razón por la cual  los rectores sufrieron tal daño se debió simplemente a un error humano muy habitual en este tipo de asuntos : mal mantenimiento.

Esto es algo que a muchas personas nos sucede en nuestro propio ser , simplemente por falta de atención y renovación.

Como Gato

Hace unos días fui a hacerme un electrocardiograma debido a que tenia un dolor intenso en el pecho que no me dejaba dormir por las ultimas cuatro noches. El dolor no era uno constante sino que era uno que iba y venia a destiempo con episodios intensos, lo que por supuesto, después de checar en internet,  estaba seguro que eran síntomas de un inminente infarto: nada de eso. Lo que había sucedido era el hecho que me había lastimado un musculo del pecho en mi entrenamiento, un entrenamiento que últimamente ha sido muy pesado pero instructivo.

Esto se debe a que las ultimas cuatro sesiones han sido dedicadas meramente a la pelea de gato,  es decir cuando uno se encuentra  con la espalda en la lona, con un oponente montado sobre nosotros disparando con todo lo que tiene. La pelea de gato es probablemente una de las formas de combate marcial mas demandantes en todas las artes marciales competentes, puesto a que si uno no sabe estar en esta posición, es simplemente lo peor que puede pasar donde, de si o si, costara la pelea de una manera brutal.

 Por lo general, es abundantemente asumido, el hecho que de encontrarse con la espalda en el suelo,  uno está en una posición recesiva o de alto peligro. Esto es algo que tiene mucha razón en caso de que el que se encuentre en dicha posición no sepa estarlo. Sin embargo, es posible estar en una posición dominante cuando en esta situación, si tan solo se sabe estudiar al rival con atención, y responder a sus movimientos. Es posible también  el utilizar los movimientos del oponente en su propia contra, algo que progresivamente da una gran ventaja,  a veces decisiva.

Cuando un peleador tiene a su oponente en el suelo,  es porque ahí lo quiere, y la razón por la cual lo quiere ahí , es para cubrir deficiencias que se tienen en la pelea de pie, como puede ser un corto alcance de brazo,  o una falta de velocidad y coordinación elemental para sacudir a un oponente de pie. Por esta razón, cuando un peleador logra poner a otro de espaladas, es muy común que la adrenalina del mismo tome control sobre el y le haga atacar a lo loco.  Cuando esto sucede, el peleador en “ventaja” intentara golpear con todo su peso a nuestro rostro por lo que debemos ver los espacios y saber utilizar los codos como lanzas enterradas en el suelo en contra de una carga de caballería.

Aquí, el que se encuentra con espaldas en el suelo, debe buscar impactar con los codos en las cejas del contrario, lo que le hará comenzar a sangrar violentamente, ergo nublándole la visión. Hacer esto una y otra vez con cada ataque, hará que  el contrario pierda toda su fuerza y concentración e inclusive ahí perder la pelea.

Diferencias entre el router y láser CNC

Si eres nuevo dentro del mundo del diseño industrial y estás interesado en una máquina que realice corte CNC pero no sabes si es mejor el router o el láser, este artículo es perfecto para ti, ya que te diré las diferencias del láser con el router, las cuales espero te sirvan de guía para que puedas encaminarte hacia la mejor decisión. Antes de comenzar no está de más recordar que el significado de CNC es Corte Numérico Computarizado, es decir, que las instrucciones se las darás a la máquina a través de coordenadas o códigos en tu computadora, las cuales seguirá al pie de la letra.

El encargado de hacer el corte o el devastado en una máquina de láser es un haz de luz concentrado, a diferencia de las brocas de su contraposición. Como todo corte que se realiza suele haber merma, la cual es mínima con el láser, ya que éste es muy delgado y realiza un corte bastante fino. El desbaste con una máquina que trabaja con el haz de luz no se puede regular como con las brocas, pues depende completamente del material, por lo que es usado en su mayoría solo para grabar logos, letras o imágenes. Además, al trabajar con este tipo de máquinas suele cambiar el color del material con el que trabajas, pues crea una capa en la parte que fue cortada de un color en ocasiones negro y en otras café. Mientras que con el router no debes preocuparte por el grosor de lo que vayas a devastar, con el láser si es un factor a considerar, ya que depende de la potencia con la que se esté trabajando, por lo que se recomienda que el grueso no sea mayor a los 12 milímetros. Cuando terminas tu trabajo, éste queda listo para ser presentado, no requiere de mantenimiento extra como con el router; sin embargo, si deseas eliminar el color oscuro de los bordes, entonces sí tendrás que hacer un lijado hasta que recupere su tonalidad original.

Así que antes de elegir entre el router CNC o el láser CNC lo mejor es que consideres los puntos antes mencionados para que a la hora de realizar tu trabajo no tengas alguna dificultad, como por ejemplo si no corta lo suficiente una o si es muy tosca la otra. En caso de que aún tengas dudas, lo que te recomendaría es que le cuentes a un profesional las necesidades de tu proyecto para que sea él quien te explique por qué una te funcionará mejor que la otra y así evitarás hacer un gasto innecesario. No te quedes con la duda, si lo que escribí en este artículo no te fue suficiente, lo que sigue es pedir ayuda y no te sientas mal por hacerlo, a nadie le gusta equivocarse y menos cuando hay dinero propio de por medio. Estas solo fueron algunas de las diferencias que existen entre los dos tipos de máquinas, ya dependerá de ti reconocer cuáles te funcionan, cuáles te generan dudas o si ya estás convencido, anda y ve.