Cuidado con la tierra sin agua

En los países desarrollados, a menudo se da por hecho el suministro de agua potable a un hogar.

Cuando compras propiedades en México, ya sea que se trate de una casa construida o de un terreno sobre el cual pretendes construir la casa de tus sueños, es vital saber exactamente cuáles son los arreglos de suministro de agua, ya que puede no ser tan sencillo como podría esperar.

La tierra (o propiedad) sin una fuente confiable de agua tiene muy poco valor, por lo que es especialmente importante verificar este asunto en las escrituras y convenios antes de aceptar la compra.

En los pueblos y ciudades bien establecidos de México, el agua generalmente se canaliza directamente a la propiedad desde la red de agua de dicha ciudad enrutada a través de un medidor de agua por el cual se paga de acuerdo con su consumo.

El agua de red es relativamente barata y, aunque por lo general está bien para lavar, bañarse y cocinar, puede que no sea directamente potable.

El problema de si el agua del grifo en México es potable es discutible: algunos dicen que sí, otros dicen que no.

Probablemente dependa de dónde se encuentra la propiedad y si tu sistema digestivo está “acostumbrado” al suministro de agua local.

En cualquier caso, la mayoría de los locales y residentes extranjeros que viven en México filtran su red de agua, solicitan agua purificada a domicilio o compran agua embotellada para consumo personal.

Si la propiedad que planeas comprar no es atendida por un suministro de agua de red, entonces debes establecer, en ciertos términos, qué disposiciones de suministro de agua existen, o como podrás suministrar agua hacia tu propiedad.

Si el agua de la propiedad proviene de un pozo local, deberás averiguar a quién pertenece el pozo y qué arreglos legales y contractuales existen que permitan que la propiedad se lleve de ese pozo.

La fuente de agua debe estar claramente estipulada en las escrituras o el convenio relacionado y esto debe ser verificado por el abogado y el Notario Público encargado de la transacción de tu propiedad.

Si hay alguna duda sobre el suministro de agua de la propiedad, debes considerar cuidadosamente si comprar o no, por atractiva que sea la ubicación o el hogar para ti y tu familia.

Es posible que puedas obtener una propiedad que reciba el suministro de agua a través de la ciudad, si no es así, el buscar un procedimiento alterno puede llevar mucho tiempo y ser costoso.

Debes consultar con un buen arquitecto local acerca de la posibilidad, así como con tu abogado y Notario Público.

Los desarrollos inmobiliarios modernos en México son atendidos por todos los servicios públicos, incluido el agua.

Si el agua proviene de un pozo, un buen desarrollador habrá hecho arreglos legales sólidos para que la fuente de agua sirva adecuadamente al desarrollo.

Una vez más, solicita a tu Notario Público que verifique este detalle si estás adquiriendo una propiedad de un desarrollador de bienes raíces.

Cuando el agua proviene de un pozo local, los propietarios a menudo instalan sistemas de filtración entre la cisterna de agua de la casa y el grifo de la cocina, para que toda el agua para beber y cocinar sea potable.

El sistema de filtración podría diseñarse para suministrar agua filtrada a cada grifo de la casa, pero esto es más caro y no es necesario.

En áreas donde el agua local es muy dura (generalmente debido a los altos niveles de cal en el subsuelo local), los propietarios también pueden instalar una unidad de ablandamiento de agua, que filtra y suaviza toda el agua que ingresa al sistema de agua de la casa: esto también ayuda a alargar la vida útil de los calentadores de agua, lavadoras y lavavajillas.

Leave a Comment

Required fields are marked *.