Tacto rectal

El día de hoy me levante temprano, leí un poco sobre la hiperplasia prostática y como hacer un tacto rectal, después me metí a bañar y desayune, durante el desayuno mi mama me mostro varias casas entre ellas recuerdo la San Diego Real Estate, después me fui al hospital, cuando llegue el interno me dijo que hiciera el primer tacto, yo recordé cada una de las partes y todo salió de maravilla.

Es un componente del examen físico, útil en la evaluación de la hiperplasia y cáncer protáticos en hombres y enfermedad pélvica inflamatoria y trastornos del piso pélvico en mujeres

Las indicaciones se dividen en tres y son: protáticas (proctalgia, tenesmo, nicturia, polaquiuria, hematuria y goteo terminal), rectales (rectorragia, incotinencia fecal, alteraciones en transito intestinal, prurito anal, prolapso) y por ultimo urológicas (orina oscura, oliguria, incontinencia urinaria y hemospermia)

Dentro de las contraindicaciones están procesos agudos rectales, trombosis de hemorroides, fisura anal, abscesos ano rectales supurativos, necrosis y cáncer de colon.

Para hacer el tacto rectal se necesitan los siguientes materiales: guantes desechables, lubricante, fuentes de luz adecuada, un biombo y papel

Para el procedimiento primero los médicos debemos presentarnos con el paciente, explicar el procedimiento y obtener el consentimiento informado; pedirle al paciente que se descubra de la cintura para abajo y que se coloque la bata y se coloque es cualquiera de estas cuatro posiciones: de pie, sin doblar las rodillas y situando ambos codos doblados encima de la camilla, posición genupectoral (plegaria mahometana), apoyando rodillas y codos en la camilla, o en decúbito lateral izquierdo con las piernas flexionadas (posición de litotomía). Después vamos a decirle al paciente que vamos a empezar con la exploración, separamos las nalgas del paciente e inspeccionaremos el área alrededor del ano, posteriormente debemos describir las anormalidades halladas.

Después de la inspección, debemos lubricar nuestro dedo índice, debemos debemos informar al paciente que estamos a punto de comenzar, colocaremos l dedo en el ano a la altura de la línea de Julián apuntando en dirección al ombligo aplicando presión en su centro, debemos mantener la presión para relajar el esfínter anal y nuestro dedo entre al recto, hay que comprobar el tono del esfínter pidiéndole al paciente que apriete su dedo con el ano. Después debemos examinar sistemáticamente cada parte del recto. Esto se hace realizando un “barrido” en sentido y en contra de las manecillas del reloj alrededor de toda la circunferencia, debemos buscar anormalidades (heces impactadas, tumoraciones o úlceras) en hombres describir la próstata, su tamaño, consistencia, morbilidad y sensibilidad; la próstata normal tiene tamaño de una castaña, es móvil y de consistencia renitente.

En mujeres debemos palpar la prominencia           que el cuello cervical hace en la pared rectal anterior debemos describir  si su movilización es dolorosa o no. En el fondo de saco de Douglas se debe comprobar su contenido, normalmente debe encontrarse vacío.

Después se deberá retirar el dedo y examinar el guante y observar la coloración de las heces o la presencia de moco o sangre, posteriormente deberemos limpiar el exceso de lubricante y nos retiramos los guantes.

El día fue increíble porque mi primer tacto rectal salió muy bien.

Leave a Comment

Required fields are marked *.